Bendito golf

En cierta ocasión unos jóvenes cuestionaron a un veterano después de terminar su juego:

¿Por qué juegas veterano acaso crees que vencerás al tiempo?

El veterano con una sonrisa en el rostro se sentó y con un tono muy amable contestó la pregunta.

“Fue muy buena tu pregunta

muy mala tu observación”

¿Quieres saber por qué juego?

!escucha! pon atención.

“Juego porque vivo agradecido

de andar jugando a mi edad.

Juego porque mi familia

apoya mi decisión

y cuando salgo a jugar

me traigo su bendición.

Juego porque a esta edad

lo hago con más cariño

será porque a cada adulto

nos queda algo de niño.

Juego porque aquí aprendí  a ser humilde

cuando llega la victoria

y valiente ante la derrota

aunque esta no sabe a gloria.

Aprendí a pedir perdón

y también a perdonar

es muy fácil recibir

pero muy difícil dar.

Por eso juego mi hermano

y si quieres otra razón

juego porque tengo agallas

y bien puesto el corazón

y cuando llegue el momento

de emprender la retirada

lo haré con la frente en alto

y firmeza en la mirada.

Y en mi último partido

no me importa el score

cuando caiga el último minuto

me sentiré triunfador.

Y entonces podré decir

por lo dulce y lo amargo

por la alegría y el dolor

por los amigos ganados.

El joven expreso un suspiro y se dirigió al veterano para decirle.

“Gracias mil, gracias señor… ahora entiendo por qué juega mi papá“.

¡con dedicatoria a todo los veteranos, que cada día practican el golf, lo mejor de lo mejor para ustedes estimados amigos!

Comparte
Publicado en: blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *