El anillo de prometeo, una condena y un compromiso

Como recuerdo de su condena y un deber de sumisión, Prometeo hizo y llevó un anillo de hierro y piedra. Desde entonces, los seres humanos llevamos estas sortijas como adorno, pero también como recuerdo y compromiso.

Repasando la historia de la Edad Media encontramos una imagen que nos muestra un retrato de Prometeo, como coleccionista observando un gran anillo con una gema engarzada que sostiene con su mano izquierda. De hecho, se le atribuía la habilidad de trabajar los materiales más duros y más preciosos con metales y piedras raras y también haber enseñado a los hombres a llevar anillos como objetos de colección o de adorno.

¿Por qué Prometeo? ¿Quién era él? Era un titán, el símbolo del cerebro humano, un semidiós y un visionario, entre otras cosas. Se lo conoce fundamentalmente porque, con una artimaña, robó el fuego de una montaña del Cáucaso en compañía de un águila que durante el día le comía el hígado, que se regeneraba durante la noche. Después de mucho tiempo Heracles lo liberó y como señal de sumisión a Zeus fue obligado a presentar una corona y un anillo de hierro con una gema, fabricados con la cadena y la roca a la que había permanecido atado.

Las fuentes griegas no mencionan la historia del anillo de Prometeo. En su obra, Plinio recalca que los anillos de Prometeo son más una alianza que un adorno.

Higinio, siendo más explícito, dice que Zeus liberó a Prometeo de sus cadenas, pero puso en su dedo un anillo de piedra y hierro como recuerdo de sus actos pasados. Luego menciona el hecho de que a partir de entonces los seres humanos comenzaron a usar anillos.

Tal como pasa siempre en el mundo mitológico, la realidad sucumbe ante la fantasía. Prometeo está relacionado con la invención de los anillos y el tallado de las gemas en confluencia con la temática del anillo como símbolo del castigo.

A partir de este mito, las historias generan continuamente nuevas historias, por lo tanto, en la Edad Media se desarrollaron los temas narrativos de la tradición clásica elaborando esta impresión original sobre la figura del Prometeo coleccionista.

Comparte
Publicado en: blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *