La leyenda del atrapasueños

El atrapasueños es, quizás, el símbolo ornamental más popular de las tribus nativas americanas.

En la cultura nativa americana, el atrapasueños, es un objeto de artesanía hecho a mano formado por un aro de sauce sobre el que se teje una red que simula una tela de araña.

Cada parte del atrapasueños tiene un significado. Por ejemplo, se cree que las plumas sirven como escalera para que los buenos sueños, atrapados en la red, entren de nuevo en la mente de la persona que sueña.

Los atrapasueños tienen su origen en la Nación Ojibw. Durante el movimiento Pan-Indio de la década de los ’60 y ’70 este símbolo fue adoptado por los nativos americanos de numerosas naciones.

La leyenda cuenta que…

Hace mucho tiempo, cuando el mundo era joven, un viejo líder espiritual Lakota se encontraba en una montaña muy alta y tuvo una visión. En su visión, Iktomi, el gran tramposo y maestro de la sabiduría, se le aparecía en forma de araña.

Iktomi comenzó a hablarle en una lengua sagrada que solo los líderes espirituales de los Lakota pueden comprender.

Mientras hablaba, la araña Iktomi tomó el aro del anciano hecho de sauce, plumas, crines de caballo, cuentas y ofrendas, y comenzó a tejer una tela de araña.

Iktomi le habló al viejo líder sobre los círculos de la vida y de cómo comenzamos la vida como bebés, y vamos creciendo durante la infancia, hasta llegar a la edad adulta y, finalmente, hasta la ancianidad, donde volvemos a necesitar la atención y los cuidados que necesitábamos cuando fuimos bebés, completándose así el ciclo de la vida.

Mientras hablaba, Iktomi seguía tejiendo su tela de araña. En ese momento elevó su tono:

«Pero en cada momento de la vida hay muchas fuerzas, algunas buenas y otras malignas. Si escuchas a las buenas fuerzas, te conducirán por la dirección correcta. Pero si escuchas a las fuerzas malignas, te harán daño y te enviarán por la dirección equivocada.

Hay muchas fuerzas y diferentes direcciones que pueden ayudarte o interferir en la armonía de la naturaleza, y también con el Gran Espíritu y todas sus maravillosas enseñanzas».

En todo momento que la araña hablaba, iba tejiendo su tela, desde el exterior hasta el interior del arco, siguiendo hasta el centro. Al terminar de hablar, le entregó al anciano Lakota la tela de araña diciéndole:

«Mira, la tela de araña es un círculo perfecto, pero hay un agujero en su centro. Usa la tela de araña para ayudarte y para que tu gente alcance tus metas y haz buen uso de las ideas de tu gente, de sus sueños y de sus visiones.

Si crees en el Gran Espíritu, la tela de araña atrapará tus buenas ideas. Las malas pasarán a través del agujero».

El anciano Lakota transmitió su visión a su gente y ahora los indios Sioux usan el atrapasueños como una tela de araña de sus vidas.

La cuelgan en el cabecero de sus camas o en otros lugares de sus casas para filtrar sus sueños y visiones. La parte buena de sus sueños queda atrapada en la tela de araña de la vida y permanece con ellos. Mientras que todo lo maligno que aparece en sus sueños sale a través del agujero del centro del atrapasueños y nunca más forma parte de ellos.

Comparte
Publicado en: blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *